El recibidor: nuestra zona de seguridad

  • por


Por Marita Seara Fernández

Investigando un poco en la red sobre cuál podría ser el tema para el artículo de esta semana,
me conseguí con uno muy acorde con los tiempos: los dispensadores de gel hidroalcohólico
más elegantes y funcionales para la entrada a la casa. No lo había pensado…hasta ahora.
Así que pensé, que realmente uno de los espacios más importantes en este momento (y al
parecer, por cierto tiempo) es el recibidor, un espacio que quizá antes no prestábamos tanta
atención, pero que ahora debe ser funcional y adaptable a todo lo que necesitamos para
impedir que el virus entre en casa.
Así que aquí os hablamos de algunas cosas a tener en cuenta.
Deja “todo” a la entrada
Mueble adaptable auxiliar, un armario fino, una zapatera. Esto nos permite dejar los zapatos
antes de entrar a casa y dejar abrigos, chaquetas.
Piensa también en tener un sofá, una silla decorativa o un taburete. Sobretodo, piénsalo
porque te hace más cómodo quitarte los zapatos.
No sólo esto, las llaves, las gafas, las monedas. Podemos pensar en una especie de mesilla y
con espaciadores en los cajones; así no mezclamos nada. Es más, podríamos pensar en que
cada miembro de la familia, tenga su propio espacio.
Cajas o ganchos para colocar las mascarillas. Claro, debe pensarse que cada miembro de la
familia debe tener su espacio para la mascarilla y hasta diría cerrado para no tener acceso a las
visitas.
Un espacio o mueble para colocar bolsos, libros, paraguas o cualquier cosa que nuestras visitas
traigan desde afuera.
Dispensador también en casa
Dispensador de gel hidroalcohólico. Hay muchos dispensadores automáticos de jabón o
alcohol (pulverizadores de alcoho, por ejemplo), ideales, ya que no se tiene contacto con él.
Hay muchísimas alternativas y precios. Pero cómo hacer que estos sean diferentes a los que
vemos a la entrada de establecimientos comerciales, resturantes, etc. Pues no colocarlo en un
mueble impersonal sino tener exactamente un espacio para él…y justo a la entrada. Pensar
también en diferentes tipos de baldas y estantes. Pensar, además en lo que puede
acompañarlo, una planta, un cuadro…
¿Y nuestras mascotas?

Pero si, además tenemos una mascota, por qué no pensar en tener a mano todo lo que
necesitamos para sacar a pasear a nuestra mascota: collar, correa, bolsas y material
desinfectante para limpiar sus partitas al entrar a casa.

Si no tenemos un recibidor o simplemente a la entrada no podemos contar con muebles para
tal fin, podemos adaptar una pequeña habitación a la entrada. Además, debemos pensar
también en el tipo de materiales que necesitamos en los muebles. En uno de nuestros
artículos, hablamos precisamente del cobre, un material que mantiene el virus solo por horas.
Y el cobre es bello a la vista.
Por otro lado, lo ideal sería separar este espacio del resto de nuestras estancias. Pero ¿cómo si
se trata justo de la entrada? Puedes instalar una nueva puerta o una corredera. Tabiques de
material que no te almacene el virus, mamparas.
Hay miles de cosas que podemos hacer. Todo está siempre en adaptarlo a nuestras
necesidades.

Palabras claves: entrada segura, reformas del recibidor, recibidor post covid, entrada post
covid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *